BVH Poesia

Buscador de Articulos

jueves, 24 de agosto de 2017

Viven mintiendo – Es necesario revelar las mentiras en el mundo musulmán


Traduccion: Hatzad hasheni
La mayoría de los musulmanes de todo el mundo siguen creyendo las historias falsas y las tradiciones que nutren el odio contra los judíos. Es el momento de volver al Corán, cuyo objetivo es promover el amor, la paz y la hermandad.Mientras la mayoría de los musulmanes de todo el mundo sigan creyendo en las tradiciones y los prejuicios que dicen representar al Islam – en lugar de creer en el Islam auténtico descrito en el Corán – continuarán los sentimientos sin fundamentos contra los judíos, creciendo y complicando aún más el panorama de Oriente Medio, muy inestable de todos modos. Esta cultura hostil dificulta no sólo la posibilidad de lograr la paz en la región, sino que también es una pesada carga psicológica para los musulmanes y aumenta la tendencia a odiar por motivos de etnia o fe.
El problema básico son las historias falsas que se han infiltrado en las escrituras del Islam y en las sociedades musulmanas, envenenando al odio hacia los judíos. Los musulmanes que han abrazado esos falsos relatos viven en contradicción al Corán. Los clérigos y políticos en el Medio Oriente utilizan esas visiones prefabricadas para manipular a las masas e influir sobre ellos.
El Hadith (una colección de leyes e historias sobre el profeta Mahoma que aparecen en la Sunna) conocido despectivamente como el “árbol de zarza” es un ejemplo del uso fabricado con el propósito de incitar al odio infundado. Este Hadith es un ejemplo del prototipo de la narrativa anti-judía siendo muy popular entre los musulmanes tradicionales y ortodoxos. Alegando que cita las palabras del profeta Mahoma, el Hadith también es citado en el artículo 7 de la Carta Fundacional de Hamás y se ha convertido en una fuente importante de la retórica anti-Israel en la región. El Hadith dice, entre otras cosas: “El Día del Juicio no vendrá a menos que los musulmanes luchen contra los judíos y los musulmanes los mataran hasta que los judíos se escondan detrás de la piedra o una madera y la piedra o el árbol dirán: Oh musulmanes, Oh siervo de Allah, hay un judío detrás de mí, ven y mátalo… pero el árbol de la zarza no va a decir eso, porque es el árbol de los judíos” (Hadith Muslim, libro 41, número 6985).
Este es sólo un ejemplo de una narrativa que expresa el concepto de la “conspiración sionista para someter a los países islámicos”. Si alguien va a matar al judío que se encuentra a su lado alegando que él oyó la voz de una madera o de una roca que le dijo que hay que matarlo, decimos que una persona padece una enfermedad mental. Pero esta mentalidad – que se expresa en un Hadith y que se contradice con el Corán – es aceptable en muchos círculos del mundo árabe-musulmán y se utiliza para alimentar el odio contra los judíos bajo el pretexto de la religión.
Un musulmán que cree en el Corán, no puede basarse en este Hadith, ya que tal uso es un acto contrario al Corán. El Corán es la fuente de ley definitiva y acordada para los musulmanes, y Dios dice que los musulmanes serán juzgados sólo sobre la base del Corán. Por lo tanto, si los versos del Hadith, que argumentan que reflejan las palabras y la vida del profeta Mahoma, contradicen al Corán, obviamente no serán estos exactos y los musulmanes no deben tenerlos en cuenta.
Incluso en este caso, es evidente que se trata, sin duda, de un Hadith que contradice al Corán. Según el Corán, matar a inocentes es como matar a toda la humanidad. Pero este Hadith no llama sólo a matar a un inocente, sino a la destrucción de todo un pueblo, hombres, mujeres, niños y ancianos. Esta es una idea tan distorsionada y peligrosa que los ignorantes pueden pensar que les da licencia o les ofrece una exención para múltiples asesinatos o para proceder en una serie de castigos.
¿Cómo puede verse un asesinato de judíos como una acción justa?
El Corán condena claramente tales actos e ideas. Según el Corán, si el musulmán interpreta este Hadith verbalmente y mata a un inocente judío, el judío puede ir al cielo, mientras que el asesino será castigado en el infierno para siempre, pero si se arrepiente, Dios lo perdonará.
Obviamente, cada comunidad puede tener delincuentes o personas cuyas acciones no son aceptables – incluso así sucede entre la comunidad judía. Pero ello no puede justificar la ejecución de personas inocentes. El papel de los tribunales es hacer cumplir la justicia dentro de la comunidad. Incluso si una persona cometió el crimen es un judío, un musulmán no tiene derecho a que lo traten de manera diferente. Por otra parte, el musulmán no tiene derecho a asesinar. Tanto más cuanto él puede ser a la vez el fiscal, el juez y el verdugo. Lo que tiene que hacer es llevar al infractor a juicio y dejar que los tribunales juzguen sobre la situación.
La sentencia de muerte para los judíos es una locura ilegal e injusta de todas las maneras posibles. El Corán les ordena a los musulmanes a proceder con justicia, y mantener todo el tiempo los límites establecidos por Dios. Los musulmanes deben ser justos y moderados incluso hacia aquellos que podrían hacerles daño en el pasado. Dios ordenó a las personas a actuar con justicia hacia las personas, incluso cuando se sienten ofendidos: “¡Creyentes cumplan su deber hacia Dios y él testimoniará la verdad, y la gente te tratará con justicia a los que actúan de forma injusta!”.
¿Cómo es posible considerar la matanza indiscriminada de judíos como algo correcto o una acción que cumple el Corán? ¿Cómo se puede afirmar que el profeta Mahoma ordenó dicho acto, que viola la interpretación del Corán? Dios nos dice en el Corán que si el profeta Mahoma dijo algo en contra de lo que le fue revelado en una profecía, sería castigado severamente.
Interpretan el Corán de forma carente de amor y lógica
Otro punto que se debe considerar en relación con el Hadith es el hecho que Dios ordena en el Corán a actuar con amor, respeto y compasión hacia los judíos y los cristianos. La hostilidad sentida por algunos musulmanes contra los “Pueblos del Libro” (los cristianos y los judíos) se deriva de una amplia gama de fuentes creadas mucho después de la revelación del Corán. La mayoría de estas fuentes se contradicen sin rodeos, alimentando la retórica antijudía y con frecuencia engañando a los musulmanes para que interpreten el Corán lejos del amor. La verdad es que Dios anima a los musulmanes a fomentar los lazos de parentesco con los judíos, incluso el matrimonio. Los musulmanes pueden comer juntos con los judíos y pueden alojarse entre estos – y es por eso que los alimentos Kosher son Khalal (Kosher según el Islam). Esta es una descripción clara de la amistad.
En uno de los versículos en el Corán, a menudo ignorado o descartado, sobre la base de falsos hadices y de fuentes falsas, Allah alaba a los “Pueblos del Libro” por sus buenas acciones, “los fieles y los judíos y son descendientes los cristianos – todo creyente en Dios en el último día y que hace el bien – no tendrán miedo y pesar”.
Ha llegado el momento que los musulmanes abandonen las fuentes no coránicas y vuelvan al verdadero origen del Islam, que tiene como objetivo inspirar amor, paz y hermandad para todos.
El escritor es un musulmán turco, comentarista de televisión, que escribió más de 300 libros sobre la política, la religión y la ciencia que han sido traducidos a 73 idiomas

Fuente